11 jul. 2014

EL REPORTAJE



Un reportaje es un relato informativo extenso que incluye los aportes del reporteado y además las observaciones personales y directas del reportero. Generalmente, el reportaje va acompañado de información que amplía el tema a tratar.


Para realizar un reportaje es conveniente seguir el siguiente esquema:
  • Introducción al tema que se va a tratar, con un lenguaje atractivo, interesante y directo.
  • Desarrollo amplio del contenido. El reportero da su opinión personal sobre el hecho, analizándolo, describiendo los detalles y ofreciendo una visión de carácter general.
  • Considerar el tiempo del reportaje. No excedernos para luego no realizar recortes innecesarios que pueden perjudicar el trabajo final.
  • Tener en cuenta la totalidad del reportaje. Que no sea una sumatoria de cosas sino que el reportaje se realice en un tiempo justo, adecuado, preciso.
  • Finalizar con un cierre del tema. No significa que no se puede dejar abierto, quizás con un interrogante pero en ese reportaje todo ha quedado abarcado, hasta la duda o pregunta que se plantea.
  • Nunca olvidar los criterios propuestos en clase, considerar y elegir lo que mejor convenga al trabajo final.

También hay que tener en cuenta una serie de técnicas:
  • Comprometerse con el trabajo a realizar, ¡nunca es algo más!
  • Conocer claramente los hechos o el tema que sirve de base al reportaje.
  • Buscar información para dominar el tema totalmente.
  • Hacer un esquema de las principales ideas que se quieren exponer.
  • Provocar la atención del espectador al comienzo del reportaje tratar de generando expectativas, de forma que el relato resulte atractivo y sugerente.
  • Desarrollar el tema con objetividad, procurando que no decaiga el tono del relato.
  • Adoptar las cualidades propias del buen reportaje: exactitud, precisión, sencillez, naturalidad, ritmo, color, corrección y propiedad.